El 1 de octubre dimos inicio a la II Jornada Internacional de Pastoral Juvenil Vocacional Escolapias (PJVE) con el lema “Escolapias: ¡ofreced caminos de sentido! Con alegría y entusiasmo escolapias de 13 países nos reunimos en Chía (Colombia) en la comunidad de Noviciado para aprender, reflexionar y compartir juntas.

Los objetivos de esta Jornada son:

  • Sensibilizar en la cultura vocacional y generar criterios comunes desde la espiritualidad escolapia.
  • Capacitar para el acompañamiento y discernimiento vocacional a los niños y jóvenes.
  • Impulsar el itinerario PJVE y sus recursos.

Las hermanas de la Comisión General de Pastoral Juvenil Vocacional Escolapias, Valéria Pereira Costa, Florencia Castro Merlo,  Christine Famulagan, Marthe Diand, Arancha Bocigas (que no ha podido asistir al encuentro) y  junto con el asesor externo, Dan Cruz nos prepararon con cariño un recibimiento con mucha dedicación y detalle. Después de cantar juntas el himno vocacional “Ven y verás”, la Madre General, Asunción Pérez, nos dirigió unas palabras de apertura en las que señaló la importancia de enseñar a los jóvenes la necesidad de encontrar el “para qué” de cada uno de sus actos, ayudarles a actuar con lógica y coherencia de vida. Hizo énfasis en que desde lo más espiritual a lo más material, siempre hay un para qué detrás de cada acción. Remarcó que preguntar por el para qué es necesario para encontrar el propio camino, pues encontrar sentido a lo que hacemos y vivimos es la base de la felicidad.

Después de la intervención de la Madre General, la comisión preparó una oración creativa, dinámica y viva entorno a la Palabra: “Fueron, vieron y se quedaron con Él” (Jn 1, 39)

A continuación, Valéria nos expuso el plan de trabajo de toda la Jornada y seguidamente, Dan inició el primer bloque de trabajo: Contextualización. Realizamos una primera actividad sistémica en la que expresamos cómo veníamos a este encuentro ayudándonos a tomar conciencia de nuestros sentimientos, a expresarlos y compartirlos a través de una dinámica vivencial.

Siguiendo con la contextualización, en un segundo momento, se nos propuso repensar la imagen que tenemos de Dios, de la Iglesia y de la persona para, desde ahí, ir construyendo nuestra propia cultura vocacional escolapia.

Una vez terminado el trabajo, celebramos la eucaristía en comunidad. Después de cenar realizamos un pequeño trabajo por grupos y terminamos la jornada con una oración, recogiendo el día y encomendándonos a Madre Paula.

El 2 de octubre, iniciamos el día celebrando la Eucaristía y laudes en comunidad.

Continuamos trabajando el tema del día anterior con la actividad Círculo de preocupaciones vs. Círculo de influencia, dinamizado y dirigido por Valéria. En ella pudimos constatar nuestras preocupaciones e inquietudes a nivel de pastoral vocacional; tomamos conciencia sobre la importancia de salir de nosotras mismas para no quedarnos en la preocupación sino convertirnos en agentes proactivos.

La segunda parte de la mañana la dedicamos a realizar una evaluación y proyección de futuro por grupos de los diferentes ámbitos de la Red de PJVE: formación, recursos y publicidad. La primera sesión de la tarde fue dedicada a realizar la puesta en común de cada uno de los equipos.

El equipo de la Comisión General nos sorprendió con el Bistro Escolapias. Nos adentramos en el espléndido y creativo restaurante donde degustamos y compartimos fraternalmente un rico  menú:

  • 15 días con San José de Calasanz.
  • La Ruta Mariana de Paula Montal.
  • Pensamientos de Paula Montal.
  • Formación inicial y permanente de la escolapia.
  • Nuestro estilo educativo.

Finalizamos la jornada preparando y organizando el stand vocacional en el que cada demarcación mostrará las acciones realizadas en este Año Vocacional. Durante toda la semana permanecerá expuesto para que los alumnos del colegio San José de Calasanz los puedan visitar.