El 27 de agosto, nuestra Delegación de Polonia vivía y acompañaba con alegría, la celebración del «Sí» definitivo al seguimiento de Jesús de la hermana Joanna Jurga.

Joanna expresó el deseo de vivir su vocación como escolapia y dejar, que Jesús le indique el camino a seguir. Su profesión recibió M. Asunción Pérez García, la Madre General. Vinieron también desde Roma M. Urszula Kwaśniewska, consultora general, M. Mª Jesús Alonso, M. Mª Antonia Alonso y todas las hermanas de las comunidades de la Delegación General de Polonia. Joanna fue muy acompañada por las hermanas presentes y por la oración que llegaba de diferentes lugares de nuestro Instituto.

Después de hacer sus votos, Joanna recibió el signo de profesión perpetua: el anillo de bodas, signo de la Alianza con Jesús que nunca falla, que es fiel y que nos acompaña constantemente. Todo lo hacemos por Él y para Él, entregando la vida al servicio de los pequeños, de los niños, los jóvenes y las familias.

Esta reafirmación de su «sí» por parte de ella, es un momento de especial alegría para toda nuestra Congregación.

Joanna expresó su agradecimiento a Dios por el don de la vida, la vocación y todas las gracias y bienes que Dios puso en sus manos, en su corazón, y agradeció a todos los que la apoyaron y acompañaron en el camino de su vocación religiosa. Este momento, era muy emocionante, especialmente para su familia, su madre y su hermana.

La Eucaristía ha sido presidida por P. Mateusz Pindelski SP, el provincial de los escolapios. El mismo preparó la homilía en dos idiomas: la primera parte en español y luego la segunda en polaco. Gracias a la nueva tecnología que nos ofrecen los medios, todo lo hemos trasmitido en el canal de YouTube.

Damos gracias por este “SI” y le pedimos al Señor que le ayude a responder y vivir gozosamente este servicio a los más pequeños con alegría y generosidad, y con la felicidad que uno siente cuando responde a la llamada del Señor.