En este mes seguimos la reflexión con el capítulo quinto, el cual destaca a la juventud como un tiempo de sueños y elecciones, momento de riesgo, de moverse, e incluso cometer errores. Se presenta la juventud como una etapa marcada por las ganas de vivir y experimentar. Atrevámonos a caminar al aire del Espíritu y que esta oración sea una oportunidad para renovar nuestra vida cotidiana. Atrevámonos a vivir el presente tanto en los momentos duros como gratificantes, de trabajo y descanso. Atrevámonos a vivir en plenitud con Cristo.

 

Descarga Oración (pdf)