“La humildad es el coraje de mirar sus
propias sombras, nuestro lado desagradable.”

En la casa de Noviciado Interdemarcacional América-Europa, en Chía, Colombia entre los días 6 y 13 de junio nos reunimos las novicias y M. Valéria Pereira Costa para trabajar “La Espiritualidad desde Abajo”, empezamos con una exposición introductoria desde el texto de Anselm Grüm y Meinrad Dufner, que lleva el mismo nombre, profundizando en el camino de la humildad y la persona. Posteriormente, desde el libro “El Caballero de la Armadura Oxidada” iniciamos a profundizar en la espiritualidad desde abajo, teniendo en cuenta la humanidad del caballero para aplicarlo a nuestra realidad e integrarlo a nuestro esquema de formación.

De esta manera, pudimos ver que la espiritualidad desde abajo es el camino que nos lleva a nuestro verdadero yo, es desde donde brota la verdadera oración fruto de nuestra fragilidad y humanidad; es un camino de humildad que me permite reconciliar y aceptar la condición humana, este camino requiere dialogo, descender y reconocer eso que somos y descubrirnos habitadas y transformadas por Dios. Se trata de un proceso, de aprendizaje y crecimiento.

Esta ruta del aprendizaje es un camino que exige soltar aquellas armaduras que atan y no permiten salir el verdadero yo, requiere soledad, decisión, responsabilidad, despojo, humildad, valentía y apertura para dejarse sorprender por el día a día, las medicaciones y nuestra interioridad para acogerla y aceptarla.

Finalmente, en el último encuentro cada una compartió su propio camino de conocimiento interior, que nos permitió recibir a la otra hermana, en su proceso, como un regalo del que también podemos formarnos; y es a su vez, medio para profundizar en la relación personal, de cada una, con Dios. Así, pudimos comprender que todas vamos en caminos y tiempos distintos, convocadas por el mismo Dios amor que nos ha llamado.

Por lo tanto, no queda más sino agradecer a Dios por este tiempo de gracia, al Espíritu Santo por su acción en cada uno de nuestros corazones que nos dio apertura y docilidad a sus enseñanzas y a Madre Valéria por su tiempo, esfuerzo y dedicación en la preparación de estos encuentros.

Novicias Escolapias
Paola Mendoza, Natalia Pardo, Jaine Santos,Katarzyna Mrozińska y Rayanne Bardo.