El pasado 26 de febrero celebramos la Fiesta de Madre Paula de una forma especial, sentándonos a su mesa. «A la mesa con M. Paula» fue una fiesta grande de nuestro Instituto. Siguiendo el simbolismo de una buena comida, traemos cuatro símbolos para saborear su presencia, su carisma y la vocación escolapia: La mesa, el rico chocolate, las granadas y el cálido braserillo… A través de estos símbolos evocamos su figura, afianzando nuestra identidad y sentido de pertenencia al Instituto. Unidas en la diversidad de culturas, lenguas y colores damos vida hoy al carisma de Paula y damos gracias a Dios por ella, por cada una de las hermanas, las de cerca y las de lejos en la distancia, las que nos encontramos hoy en tono a esta gran mesa. Este boletín recoge lo celebrado y los ecos del encuentro en un número especial.