Este mes de abril centramos la oración vocacional en torno a tres grandes verdades que el Papa Francisco nos recuerda en su exhortación a los jóvenes Christus Vivit: Dios es un Dios que es amor; Cristo te salva; ¡Él vive! y su espíritu da vida. Tres afirmaciones que todas las personas necesitamos escuchar siempre. Y cuando vivimos desde ellas nuestra vida cambia, se transforma en luz y reflejo de Su Vida. Dejemos que esta oración toque lo más hondo de nosotras y nos transforme. ¿Nos atrevemos a dejarnos encontrar por Jesús? Que este encuentro renueve y vivifique nuestro seguimiento, nuestro testimonio, nuestra presencia. Dejémosle a Dios ser presencia en nosotras para los demás.

 

Descarga la oración